El encanto de no perderse

Cuando antes hacías un viaje a una ciudad desconocida estaba el encanto de la aventura. Llegar a la estación de tren/autobús (no uso coche), rezar porque estuviera dentro de la ciudad (hay sitios donde la estación de tren/autobús queda en las afueras), ver si había o no taxi, cogerlo sin tener ni idea de si el hotel está cerca o lejos, buscar cafeterías, buscar cajeros automáticos para las perras, etc, etc, etc.

Pero todo ese encanto se ha perdido y ahora tenemos el encanto de no perdernos. Tengo planeado un pequeño viaje este verano y con google maps y google street ya está todo "atado". Veo los alrededores de la estación de autobuses, con google street, dando un rodeo alrededor veo la parada de taxis, si tiene taxis o es una parada "fantasma", veo dónde está el hotel y qué pinta tiene desde la calle y las calles de alrededor (si tienen mucho tráfico, mucha gente, etc), el cajero más próximo de mi banco, etc, etc, …

Vaya, que ya casi no merece la pena ir 😉

Entradas relacionadas:

  • No hay entradas relacionadas.
Esta entrada ha sido publicada en anécdotas, google y etiquetada como , . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a El encanto de no perderse

  1. Pingback: Diario de Programación » Blog Archive » Me he comprado un netbook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.