Configurando Hibernate para test unitarios.

Cuando hacemos test de JUnit o la herramienta que sea, una de las cosas difíciles de probar son las transacciones con base de datos. En nuestro entorno de desarrollo necesitaríamos una base de datos igual que la de producción y deberíamos borrar todos los datos, meter los datos previos al test para tener la base de datos en un estado conocido, hacer el test y luego revisar el contenido de la base de datos. Esto, aparte de complejo, puede ser muy lento con una conexión a una base de datos real.

Una de las soluciones es utilizar una base de datos en memoria (como HSQLDB, H2, etc). Estas bases de datos suelen ser un jar que no necesita instalación, así que basta con añadirlo a nuestro classpath en los test. Al ser en memoria, los test serán también muy rápidos. Sin embargo, sigue habiendo dos problemas:

  • En cada test habría que crear todas las tablas desde cero.
  • Las SQL de estas bases de datos pueden no ser las mismas que la de nuestra base de datos de producción (MySQL, Oracle, etc).

Para ayudarnos a solucionar estos problemas podemos usar Hibernate (u otra herramienta similar). Si en el fichero de configuración de Hibernate, los de mapeo de clases (o anotaciones) y nuestro código no usamos nada específico de una base de datos (debería ser lo normal salvo casos excepcionales), Hibernate nos hará independientes de la base de datos que usemos (de hecho, ese es uno de sus objetivos). Por otro lado, hibernate tiene un parámetro de configuración hibernate.hbm2ddl.auto en el que le podemos indicar que cree desde cero todas las tablas de la base de datos. Así que Hibernate nos resuelve, en principio, los dos problemas mencionados.

La primera idea que se nos ocurre es tener dos ficheros de configuración de Hibernate (hibernate.cfg.xml), uno para producción con la base de datos real y otro para test. Pero somos buenos programadores y no nos gusta tener cosas repetidas (principio DRY), posiblemente esos ficheros sean prácticamente iguales salvo los parámetros de conexión a la base de datos y el mencionado parámetro hibernate.hbm2ddl.auto, que en nuestro base de datos de test valdrá "create" y en la de producción puede valer algo como "verify".

La solución es simple, basta tener un único fichero de configuración para la base de datos de producción, con toda la parámetrica real. Para los test cargamos ese fichero … y modificamos en código sólo lo que nos interese. Se puede hacer de esta forma

Configuration configuration = new Configuration().configure();
configuration.setProperty("hibernate.connection.url", "jdbc:h2:mem:databaseName");

configuration.setProperty("hibernate.hbm2ddl.auto","create");
SessionFactory sessionFactory = configuration.buildSessionFactory();
 

El método configure() de Configuration leerá el fichero por defecto de configuración (suponemos que es el de producción) y luego, con el método setProperty() podemos "machacar" todas las propiedades que queramos de ese fichero. En el ejemplo sólo hemos cambiado la url de la base de datos y hibernate.hbm2dll.auto, aunque posiblemente deberíamos cambiar también el nombre de la clase del Driver de base de datos, usuario, password, etc.

Ahora sólo nos quedaría poner este código en algún sitio al que nuestras clases de test puedan acceder. Nuestras clases de test obtendrían el sessionFactory usando este código, mientras que el código de producción lo obtendría de la forma habitual, posiblemente a través de un UtilHibernate.java.

Por supuesto, no nos libra nadie de llenar la base de datos en cada test con unos datos conocidos y analizar luego los resultados.

Nos queda un detalle, que es borrar los datos después de cada test. Utilizando la base de datos en memoria como hemos hecho en el código anterior, quedará "viva" y con datos mientras esté arrancada la máquina virtual java. Al ejecutar una batería de test (con mvn test, por ejemplo), la máquina virtual no muere hasta que acaban todos los test, por lo que los datos que unos test van dejando en base de datos quedan para los siguientes test, aunque estén en memoria. Debemos vaciar esos datos después de cada test.

Una opción "pesada" es ir borrando los datos o hacer un "drop" de las tablas, en el orden adecuado para evitar problemas de "contraints". Pero otro método rápido y sencillo consiste en simplemente cerrar el SessionFactory. El siguiente test tendrá que crear un SessionFactory nuevo (con el código de arriba) y así se volverán a crear todas las tablas desde cero. Es decir, nuestras clases de test tendrán los métodos setUp() y tearDown() (o @Before y @After en JUnit 4) de la siguiente forma

public class TestUno extends TestCase {
   private SessionFactory = sessionFactory;

   @Override
   public void setUp() {
      sessionFactory = // Obtener session factory con el codigo anterior
   }

   @Override
   public void tearDown() {
      sessionFactory.close();
   }
   …
}

 

Simplemente un detalle. De esta manera realmente no se borran los datos al terminar en test. En realidad se borran al empezar el siguiente test, ya que el "create" de hibernate.hbm2dll.auto hace exactamente eso, borrar para crear desde cero.

 

Entradas relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.