Simplemente, las cosas no funcionan

 

Por la mañana me caí de la cama, como siempre, sobre las cinco de la madrugada y, como siempre, lo primero que hice fue encender el ordenador. Internet no me iba. Las lucecillas del cable-modem de ONO daban que no había red. Duró la avería menos de un minuto, pero volvió a repetirse a los diez minutos y así tres o cuatro veces.

Por otro lado, mi ordenador, todavía en garantía, tiene estropeado el grabador de DVD. A veces lee, a veces no, pero nunca graba. Como tengo otro instalado y me da pereza ir a la tienda a que lo cambien (como digo, todavía está en garantía), así sigue, estropeado. Seguro que el que me funciona se estropea cuando se acabe la garantía y no me quedará más remedio que echar pestes de mi pereza y comprar otro.

Luego fuí al curro y allí, cada vez que abro eclipse, lo cierro, abro el correo, lo cierro, compilo, me eternizo esperando. Mi ordenador no es especialmente viejo, pero se ha ido degradando y va muy lento. A veces, hasta diez minutos de espera a que eclipse acabe de cerrar. Así que en una de esas esperas, decido ir a llenar mi botellita de agua a una de las fuentes que hay por la empresa. Dicha fuente tiene la palanquita de sacar agua rota, pero funciona. Eso sí, en vez de chorro de agua, sale un chorrito fino, porque algo hay mal.

De vuelta al ordenador y como no ha terminado de cerrar eclipse (y no responde nada mientras tanto) decido irme a tomar un café a una de las máquinas de café. Una "fuera de servicio", la otra se traga la moneda y no da nada, y de la tercera consigo sacar un café.

Por cierto, la tele recién comprada hace cosas raras con el TDT integrado. De vez en cuando la pantalla se queda negra durante un segundo. Como pasa más con unas cadenas que con otras y la señal que tengo no es muy allá (la tele analógica se veía con algo de nieve), pienso que no es que la tele esté mal, sino símplemente que el decodificador integrado es un asquito.

Y viendo el percal de cómo son las cosas hoy en día, donde prima más sacar beneficio rápido sacando productos malos y baratos pronto, de usar y tirar, con piezas de "plasticucho" que se rompen a la más mínima y calidad sobre todo deficiente…. ¿por qué iba a ser menos el software que hacemos? Proyectos sobre dimensionados con plazos escasos y escasez de gente,  principalmente novatos recién salidos que son más baratos y tira pa’lante.

En fin, hay días que es mejor no levantarse de la cama (y menos a esas horas), y hay días en que realmente me apetece cambiar de profesión y dedicarme a algo que no tenga nada que ver. No sé, pastor de ovejas quizás.

Entradas relacionadas:

  • No hay entradas relacionadas.

6 comentarios en “Simplemente, las cosas no funcionan

  1. Guau, te entiendo muy bien. Aunque yo pensaba que a los entendidos en informática nunca os daban problemas las conexiones a interne ni os iba lento el ordenador…

    Sea como sea, si te haces pastor de ovejas, por favor, abre un blog «diario de pastoreo».

    Saludos y que la fuerza te acelere

  2. Eso mismo vengo pensado yo últimamente. A mi ya no me merece la pena gastar dinero en bienes materiales, se que me van a dar problemas seguro. Viajar y aprender cosas nuevas y estimulantes es ahora mi mejor inversión.

  3. Nos ha pasado a todos! por lo menos a mi… que te levanten con una llamada telefónica diciéndote «no funciona nada!!» y que además de eso no tengas conexion en la casa por XoY y le sumes un sin numero de dificultades para llegar hasta el trabajo… aveces también he pensando en cambiar de profesión, vendedor de frutas? no tienen preocupaciones de que si la fruta sale mala o no!!..

  4. A veces vale más gastarse algo más de dinero y tener un producto bien terminado y que falle lo menos posible.
    Sobre lo del ordenador, siempre tiene solución, aunque conlleve mucha perdida de tiempo.

  5. Yo soy pastor de ovejas. Ayer me levante a las 3 porque no podia dormir. Cuando fui a la nevera un olor insoportable salia de ella: la luz se habia vuelto a ir (normal en la montaña) y estaba todo estropeado. Dedique la siguiente hora a limpiar y a esperar que volviera la luz. Cuando ya era de dia, fui a abrir la puerta del establo, pero la nueva cerradura que compre la semana pasada se debio de romper (con las ultimas heladas quizas) y cinco ovejas me habian desaparecido. Me pase la mañana buscandolas. Al fin, por la tarde decidi esquilar un par de ellas. Al conectar la maquina, me estallo practicamente en la mano. A comprar una nueva rapidamente porque esta semana tengo un pedido que debo cumplir…

    En fin, hay días que es mejor no levantarse de la cama (y menos a esas horas), y hay días en que realmente me apetece cambiar de profesión y dedicarme a algo que no tenga nada que ver. No sé, informático quizás.

    🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.